Llavero Pluma Centuria

Nuevo producto

Llavero con pluma, borla y medalla personalizable.

Más detalles

199 artículos

5,00 € impuestos inc.

Más

Llavero en zamak, con pluma en el mismo material que rememora las centurias romanas, cuelgan de la pluma una borla que puedes pedir en el color que quieras y una medalla que puedes personalizar con la imagen más te guste.

Para personalizar tan solo tienes que deslizarte a la parte inferior de esta página y enviarnos la foto que quieres que pongamos en la medalla. Recuerda que mientras mejor calidad tenga la imagen mejor será el resultado.

¿Qué es una centuria romana?

La centuria era una unidad básica de la infantería del ejército romano, formando la espina dorsal de las legiones y las unidades auxiliares romanas. Constaba de 80 hombres (60 en la era manipular) distribuidos en 10 contubernios -en latín contubernia- de 8 hombres cada uno (la unidad mínima del ejército romano). Cada contubernio se alojaba en una tienda o cubículo de barracón de 6 plazas -la cuarta parte del mismo estaba siempre de guardia-.

Toda la centuria era comandada por el centurión, que era ayudado por un optio o lugarteniente y por un tesserarius o suboficial de seguridad. Tenía un estandarte o signum que era llevado por un signifer. Así mismo, cada centuria disponía de un buccinator, encargado de tocar la buccina, una especie de trompa utilizada para transmitir órdenes acústicas a modo de toques.

Las centurias se agrupaban administrativamente por parejas formando manípulos de 160 infantes, y éstos, a su vez, operativamente en grupos de tres formando una cohorte de 480 legionarios.

A título excepcional, la primera cohorte, formada por los hombres más aguerridos de la legión, se componía de sólo 5 centurias. Pero éstas eran centurias dobles, es decir, de 160 hombres cada una. Los centuriones de esas centurias eran llamados primi ordinis, menos el de la primera centuria, que recibía el nombre de primus pilus. Una centuria romana vendría a equipararse a una compañía de infantería actual reducida en sus efectivos.

Como dato significativo, una centuria nunca llegó a tener 100 soldados puesto que su nombre deriva de centurión.

Accesorios